Si alguién me preguntara por mi fondo de armario creo que sería bastante escueta con la respuesta, un par de pantalones básicos, un par de camisas y vestidos y para de contar porque el resto, el verdadero fondo de mi armario hace años que no lo toco. Debería de seguir el consejo de las revistas de moda que hace años que no leo, pero que me encanta ojear, y tirar todo aquello que no me he puesto en los últimos seis meses. Sinceramente no se porque tengo ese apego a cosas que ni siquiera recuerdo donde he puesto, pero lo de tirar no va conmigo. Afortunadamente no es de mi armario de ropa de lo que quiero hablaros, si no de mis armarios (en plural!!) de potingues y productos para los que últimamente he tenido que hacer un Plan de Organización Urgente. Como lo llevo dentro… de profesión, he ido inventariando y clasificando los productos según sus usos, tipos y propiedades, aún con mucho trabajo por delante, así va quedando la cosa:

fondoarmario2

 

Y una vez hecho esto, me surgió la necesidad de dejar siempre a mano una serie de Aceites Esenciales que son, sin lugar a duda, mis básicos de armario y que creo que para un kit de iniciación son indispensables:

Aceite Esencial de Árbol de Té (Melaleuca Alternifolia): procede de Australia, se utilizan las hojas y tallos. Excelente fungicidaantiséptico y antibacteriano, aumenta la circulación, aumenta el sistema inmunitario mental, estimula y da energía. Es bueno para cuidar piel grasienta, con acné, picaduras de mosquitos o heridas que curan de forma difícil. Aceite de árbol de té tiene propiedades regenerantes de la piel y oxigenación celular.

Aceite Esencial de Romero (Rosmarinus Officinalis): tiene un aroma fuerte y vigorizante que actúa como descongestionante del sistema respiratorio. Aplicado externamente tiene propiedades curativas y calmantes en la cicatrización de heridas y enfermedades fúngicas. Muy útil en casos de los trastornos circulatorios. Incluso con el cuidado del cabello, especialmente del cabello graso.

Aceite Esencial de Lavanda (Lavandula Agustifolia): tiene propiedades calmantes, relajantes y equilibrantes. Es desinfectante, descongestionante antiséptico. Muy buena tolerancia en la piel. Para uso en pieles grasientas, con impurezas, acne, piel irritada y con tendencia a alergias, quemaduras y pequeñas heridas, picaduras de mosquitos, tiene propiedades antimicrobiales. Repele a mosquitos y pollila.

Aceite esencial de Limón (Citrus Limonum): Es desinfectante del aire y de la piel con un amplio espectro de acción. Su acción sobre la micro-circulación es importante y es capaz de aumentar la resistencia capilar. Es muy eficaz en pieles grasientas con impurezas porque regula la producción de glándulas sebáceas.

Aceite Esencial de Eucalipto (Eucaliptus Globulus): Es un poderoso desinfectante natural. Abre los pulmones y tiene acción refrescante general. Reafirma los tejidos y facilita la cicatrización de heridas.

Aceite Esencial de Ylang-Ylang (Cananga Odorata):  Es un gran antiséptico y cicatrizante. Revitaliza y equilibra la piel. Calmante y relajante. Disminuye la tensión. Facilita el sueño. Para piel grasienta, irritada y piel con impurezas. Se le atribuye efectos afrodisíacos.

fondoarmario5

Con estos 6 aceites esenciales puedes realizar las más variadas recetas de cosmética y jabones, disfrutar de propiedades beneficiosas y terapéuticas para tu cuerpo y mente envolviendote en sus apreciados y distintivos aromas. Seguro que ya conoces y usas algunos de ellos ¿Cuáles son tus preferidos?.

Apúntate a mi lista y recibe gratis "un pequeño libro de recetas"

 

Descárgate ahora ¡mi Ebook gratis! con una pequeña selección de recetas muy sencillas y útiles para elaborar preferiblemente con ingredientes ecológicos.

Enhorabuena, te has suscrito correctamente. Permanece atento a tu bandeja de entrada...