Esta semana he tropezado de nuevo con un articulo titulado “Baby cosmetics…” donde se pone de manifiesto que los cosméticos y productos de limpieza destinados a los bebes contienen demasiados ingredientes preocupantes debido a su alta toxicidad e impacto sobre la delicada piel. No es por casualidad, que  una de las conversaciones más frecuentes en las reuniones de padres sean aquellas que giran en torno a las pieles atópicas, sensibilidad de la piel, y un largo etc que ponen de manifiesto la intolerancia a los ingredientes sintéticos y aditivos químicos por los más pequeños.

El primer recurso que hay a mano para solucionar éste tipo de alteraciones de la piel es la hidrocortisona, seguramente es necesaria en ciertas ocasiones, en casos severos, pero después de usarse por el tiempo indicado el “problema” vuelve a visitarnos. Sólo hablo desde mi experiencia personal, mi hija sufrió dermatitis atópica cuando tenía 1 año y la hidrocortisona solo nos servía para calmar la zona durante los primeros días del tratamiento, tras el cual,  la piel  comenzaba a a irritarse de nuevo y vuelta a empezar….

mummy balm 1

Tras varias pruebas e intentos, hoy os traemos un producto que armoniza con nuestra filosofía de lo sencillo pero a la vez efectivo: un bálsamo reparador infusionado en plantas medicinales, elegidas especialmente para el cuidado de la piel del bebe. Al aplicarlo en la zona afectada forma un película protectora que hidrata, calma, suaviza y cicatriza la piel seca e irritada. Nuestro bálsamo contiene aceite de oliva extra virgen ecológico infusionado en una mezcla de hierbas medicinales tales como la caléndula, lavanda. manzanilla, malvavisco y consuelda. Un cocktail completo para restaurar la piel de tu bebe, y la tuya, de la forma más saludable y natural.

mummy balm

Bálsamo reparador casero DIY

Si quieres hacer tu propia versión casera aquí tienes una receta sencilla:

Ingredientes:

70 gr de aceite de oliva (macerar con caléndula, puedes visitar éste enlace para ver como hacer un oleato , opcional!)

16 gr de cera de abeja en lágrimas

1 gr de miel

5 gotas de vitamina E

8 gotas de aceite esencial de lavanda (si es para el bebe no pongas aceite esencial…)

Tarritos

INDICACIONES

Coloca la cera de abeja y aceite macerado en caléndula en un bote pequeño tipo pyrex o cazo, calienta al baño maría hasta alcanzar los 70º y se haya derretido la cera (también puedes utilizar el microondas a baja temperatura, pero ten en cuenta que algunas propiedades del aceite se perderán). Saca del baño maría y echa la miel, remueve bien. Añade la vitamina E y los aceites esenciales. Inmediatamente echa la mezcla en los tarritos. Debes actuar rápido ya que la cera de abeja solidifica a temperatura ambiente. Aproximadamente tienes para 8 tarritos de 5 ml. Si quieres hacer menos solo tienes que dividir la receta proporcionalmente

mummy balm 2

Image and video hosting by TinyPic

Apúntate a mi lista y recibe gratis "un pequeño libro de recetas"

 

Descárgate ahora ¡mi Ebook gratis! con una pequeña selección de recetas muy sencillas y útiles para elaborar preferiblemente con ingredientes ecológicos.

Enhorabuena, te has suscrito correctamente. Permanece atento a tu bandeja de entrada...