El equilibrio del PH en las formulaciones cosméticas es de vital importancia y no es un tema baladí, muy al contrario, es unos de los mayores quebraderos de cabeza de cualquier persona que elabora cosméticos tanto en casa como a nivel comercial.

Cuando empecé a realizar mi curso de Formulación de Cosmética Natural con Formula Botánica me lleve una sorpresa al comprobar que en toda formula en la que haya una sola gota de agua se necesita un conservante (natural por supuesto!), y para que éste conservante funcione de forma óptima, el PH de nuestro producto tiene que estar medido de forma precisa. Hasta ese momento había usado tiras medidoras, que son extremadamente inexactas. En aquel entonces no lo sabía y pensaba que, milagrosamente, todas mis recetas(bajadas de internet) tenían un PH de entre 5 y 5.5. Pero, ¡nada más lejos de la realidad!

Poco a poco he ido aprendiendo a corregir el PH, a controlar la temperatura, a compatibilizar los ingredientes en mis cremas y lociones para conseguir un producto no solo estable, sino también seguro.

Pero si te queda alguna duda de porque es importante la medición del PH en cosmética natural, a continuación te contamos las consecuencias de no medirlo correctamente:

  1. Afecta a la afinidad con la piel, que debe estar entre 4.5 y 5.5.
  2. Cambia la apariencia y color del producto
  3. Pone en riesgo la estabilidad de la emulsión, es decir, el producto puede llegar a separarse físicamente
  4. Influye en la estabilidad química, algunos de los componentes químicos pueden crear sedimentación y posos no deseados
  5. Afecta a la eficacia del conservante elegido

Y ahora que sabemos la importancia ….

¿Cómo medimos el PH?

Las formas más comunes de medir el PH incluyen:

  • Tiras o papel medidor, se trata de un tipo de papel amarillento, impregnado con sustancias que reaccionan ante las características de acidez o alcalinidad de un compuesto.
  • Medidor digital, tiene un rango de medición completa de pH 0-14, y lo más importante su rango de error es de 0.01. Gracias a los electrodos, además del pH nos dan datos sobre temperatura, oxidación, etc.

¿Cómo ajustamos el PH si no está en el rango deseado?

Una vez que medimos el PH y comprobamos que está fuera de rango hay dos opciones:

  1. Nuestro PH está por encima de 5.5. En este caso necesitaremos un ácido. Podemos usar ácido láctico al 80% o ácido cítrico, yo personalmente prefiero el ácido láctico, me da mejores resultado, es más estable y además más suave con la piel. Lo añadiremos gota a gota.
  2. Nuestro PH está por debajo de 5. La forma más sencilla de bajar el PH es utilizando una solución de bicarbonato sódico mezclado con agua (1 parte de bicarbonato y 9 de agua destilada) que añadiremos gota a gota con sumo cuidado hasta comprobar que el producto está entre 5 y 5.5.

y tú, ¿Utilizas tiras medidoras o peachimetro?

Espero que mis experiencias te hayan servido, y con cualquier duda, aquí estoy para ayudarte a elaborar tus productos caseros de forma más segura y estable.

 

Apúntate a mi lista y recibe gratis "un pequeño libro de recetas"

 

Descárgate ahora ¡mi Ebook gratis! con una pequeña selección de recetas muy sencillas y útiles para elaborar preferiblemente con ingredientes ecológicos.

Enhorabuena, te has suscrito correctamente. Permanece atento a tu bandeja de entrada...