Cuando pienso en la palabra nostalgia siempre la relaciono con mi sentido del olfato, con frecuencia recuerdo cosas y situaciones a través del mismo, el olor a la leche caliente con cola-cao me trasporta instantáneamente a una infancia vivida hace mucho… mucho tiempo; el olor de la tierra mojada me lleva inconscientemente a aquellos otoños húmedos que pasaba en el pueblo disfrutando de los espacios abiertos en plena naturaleza, el del pan que me invade con su esencia efímera y frugal, y así hasta una lista interminable que hoy encabeza un ingrediente que se ha convertido en básico en mi cuidado diario, y no es otro que el aceite de oliva cuyo olor me brinda un colocón de bienestar. Últimamente he descubierto la posibilidad de utilizar aceites para extraer los principios activos de los mismos e impregnar el aceite con ellos.
Todos los aceites y grasas pueden ser utilizadas con este objetivo pero hay que hacerlo correctamente ya que los extractos oleosos  se enrancian fácilmente. El aceite de girasol parece ser el mejor vehículo para evitar la oxidación siempre que sea de primera presión y a ser posible ecológico ya que tiene mayor concentración de vitamina E. Pero sinceramente, teniendo a mano una fuente tan preciada como es el aceite de oliva virgen extra ecológico que no es difícil de encontrar en nuestra tierra y suele ser asequible, mi opción hoy es ésta.

Y dicho esto, paso a explicaros como podéis  preparar una maceración desde casa, yo he hecho una de zanahoria que he secado previamente a unos 50C en el horno. Es rica en caroteno, que aporta propiedades antiradicales en procesos oxidativos, antienvejecimiento, reparador cutáneo y un plus añadido realza el bronceado, pero esta parte la dejo para una nueva entrega que os mandaré en época más estival. Hay varias formas de proceder a su elaboración: al sol, cocción o por calor infundido indirecto. He utilizado las dos últimas, pero me decanto por infundir calor de forma indirecta por ser rápido y muy efectivo. Y allá vamos:

PREPARACIÓN DE UN OLEATO

Los porcentajes dependerán de la planta, raíz o flores que queramos macerar, pero en general se puede hacer con este procedimiento:

Poner en un tarro reciclado desinfectado el ingrediente elegido y cubrirlo con aceite en una proporción del 30% de planta-70% de aceite, observa que el tarro esté bien cerrado. Seguidamente colócalo en el lavavajillas (siii has leído bien) y pon un programa corto entre 45-50ºC máximo. Cuando finalice el programa, saca el tarro, quita la tapadera, cuela el aceite y agrega un 2% de vitamina E para evitar que se enrancie. Te durará de 3 a 12 meses dependiendo del aceite elegido y de las buenas prácticas que hayas utilizado.

Ese método de extracción es el rápido, pero sí quieres seguir un método efectivo para hacer un oleato o macerado sigue las siguientes indicaciones:

  • Añade 50 gr. de hierba seca (mejor si la trituras un poco) a un bowl de cristal o aluminio desinfectado previamente
  • Echa 300 ml del aceite elegido
  • Pon el bowl en una sartén u olla y déjalo unas 3 horas para que se caliente a baja temperatura y los activos vayan impregnando el aceite
  • Cuela y filtra con cuidado de no deja ningún residuo
  • Traspasa a un envase desinfectado
  • Puedes añadir unas gotas de vitamina E para ralentizar el proceso de oxidación
  • No es necesario añadir conservante

Y ahora sí, es momento de elegir tus Aceites Esenciales favoritos, elige por sus propiedades y esencia, dependiendo de tu elección podrás darle uno u otro uso. Identifica la necesidad de tu piel y acertaras con la elección.

Puedes utilizarlo para hidratar tu piel tras la ducha, para desmaquillarte, para tratar rugosidades de codos y rodillas, para hacer cremas y jabones. A que esperas comienza ya… nunca ha sido tan sencillo dar placer a tus sentidos.

macerado zanahorias

Apúntate a mi lista y recibe gratis "un pequeño libro de recetas"

 

Descárgate ahora ¡mi Ebook gratis! con una pequeña selección de recetas muy sencillas y útiles para elaborar preferiblemente con ingredientes ecológicos.

Enhorabuena, te has suscrito correctamente. Permanece atento a tu bandeja de entrada...