Comenzamos nuevo año con un regalo pensado especialmente para tí, para que te cuides, te mimes y aprendas a sacar el mayor partido de tus productos cosméticos naturales. La Navidad es una época entranable para estar con la familia y amigos, pero  puede pasar factura a tu piel. Los cambios de temperatura, no comer bien, dormir menos horas o a deshoras, beber alcohol, etc… pueden hacer que tu piel se reseque y tienda a irritarse. Para que eso no suceda y por haber estado ahí acompañándonos todo el año te vamos a hacer un regalo, una  “Guía de Cuidados” que puedes poner en práctica de forma sencilla a partir de ahora.

¡No importa que tipo de piel tengas, un ritual de cuidado diario es crucial para la salud y el equilibrio de tu  piel!.

A continuación te damos los pasos clave para que puedas diseñar el tuyo propio:

 

Guía de cuidados para tu piel

 

Limpieza

Lava la cara con un jabón suave o un limpiador jabonoso mañana y noche. La limpieza ayuda a arrastrar impurezas y evita los sarpullidos preparando la piel para una óptima hidratación y nutrición. Si tienes la piel muy seca, puedes saltarte este paso por la mañana o utilizar un bálsamo limpiador elaborado con aceites, o si prefieres también puedes utilizar un producto a base de arcillas y avena como el que te presentamos a continuación:

Limpiador de arcilla y avena ( 40 gr)

  • 20 gr de arcilla blanca (piel normal/seca) o arcilla verde (piel grasa)
  • 20 gr de harina de avena ( si tienes alergía utiliza arrunrruz o harina de maiz)
  • 3 gotas de aceite esencial de lavanda

Mezcla bien todos los ingredientes, envasa y etiqueta. Para su aplicación echa una pequeña cantidad en la palma de la mano y con el rostro, cuello y escote húmedo, aplica suavemente con movimientos circulares. Retira con agua templada y seca sin frotar.

Tu piel quedará suave y lustrosa lista para el siguiente paso.

Tonificación/Hidratación:

Tras la limpieza viene la tonificación. Éste es uno de los pasos más importantes en la rutina de cuidados ya que la piel necesita un buen equilibrio de agua y aceites para mantenerse sana. Busca un tónico que no contenga alcohol. Usa aquellos que contengan ingredientes suaves y naturales como el aloe vera y la glicerina vegetal.

Tónico aloe vera y rosas (100 gr)

  • 60 gr de agua de rosas 100% natural bio
  • 35 gr de jugo de aloe vera 100% natural bio
  • 5 gr de glicerina vegetal

Pesa y mezcla todos los ingredientes. Envasa en una botella de vidrio ambar y mantenla en la nevera para una óptima conservación de 1-2 semanas. Si el agua de rosas y el aloe contienen un conservante natural te durará un mes.

 

Humectación/Nutrición:

Si queremos mantener nuestra piel hidratada y asegurarnos un buen equilibrio tenemos que humectar la piel, así proporcionaremos una capa lípida que mantendrá la hidratación dada por el agua, pero también nutrirá la piel. Utilizar un producto para humectar es clave para que nuestra piel se mantega sana y saludable. Es importante analizar nuestra piel y escucharla para así poder identificar que ingredientes funcionarán mejor en nuestro tipo de piel. Busca cremas y lociones que contengan ácido hialurónico, colágeno marino y aceites y/o mantecas con un alto contenido en antioxidantes, una buena combinación de estos ingredientes aportan luminosidad, hidratación extra y trabajan para que tu piel se regenere de forma natural.

Tratamientos:

Como colofón a la rutina diaria os recomendamos hacer tratamientos específicos para cada tipo de piel. En principio, hacer un vapor facial, mascarilla y exfoliación de 1-3 veces a la semana. Te contamos para que sirve cada uno:

  • Vapor: hidrata, limpia los poros y reduce la inflamación
  • Mascarillas de arcilla: astringente, limpia poros, remueve el exceso de grasa, promueve la regeneración celular. Cada arcilla tiene propiedades específicas acordes a cada tipo de piel así que tendrás que elegir la más apropiada para la tuya.
  • Exfoliación: Ayuda a eliminar las células muertas acumuladas en las capas superficiales de la piel. aportando frescura y luminosidad.
  • Minerales, vitaminas, hierbas y flores en polvo: junto con las arcillas ayudan a reducir las rojeces, combaten infecciones, cicatrizan, calman y un largo etc…

Recuerda que los tratamientos siempre se aplican después de limpiar la piel y antes de tonificar

Espero que te haya resultado interesante y fácil de ejecutar. Si además deseas tener esta guía siempre disponible puedes descagarla en este link: Guía. Si quieres algunos consejos adicionales lee nuestro último post relacionado con el cuidado de la piel: Y yo …¿qué piel tengo?

Recuerda que tu piel agradece todos los cuidados y mimos que puedas darle y si aún no has probado la cosmética natural, ahora es un buen momento para empezar a hacerlo.

De nuevo gracias por estar ahí, y Feliz Año Nuevo…

Apúntate a mi lista y recibe gratis "un pequeño libro de recetas"

 

Descárgate ahora ¡mi Ebook gratis! con una pequeña selección de recetas muy sencillas y útiles para elaborar preferiblemente con ingredientes ecológicos.

Enhorabuena, te has suscrito correctamente. Permanece atento a tu bandeja de entrada...