¿Qué tipo de piel tengo?…es una de las preguntas que más solemos hacernos a la hora de elegir un producto facial. Acertar es tarea difícil, pero más lo es acertar con el producto adecuado que cuide y se adapte a nuestra piel de forma natural y propia.

La piel es el órgano más importante de nuestro cuerpo, nos protege del exterior y realiza importantes funciones:

  • Ayuda a regular la temperatura corporal
  • Las colonias de bacterias que se acumulan en su superficie forman parte de nuestro sistema inmunológico
  • Es uno de los órganos más importantes de eliminación de desechos corporales
  • Con una cantidad abundante de nervios, es el órgano más sensorial con el que contamos

Con estas credenciales es lógico que queramos cuidarla y mimarla de la mejor forma posible.

Tipos de piel y sus necesidades:

Nuestra piel segrega diariamente una especie de grasa, que es una mezcla de agua procedente de las glándulas sudoríparas, del ambiente y de las glándulas sebáceas. El análisis de esta “emulsión cutánea” nos va a permitir hacer una clasificación de los tipos de piel y sus necesidades. El equilibrio de los componentes acuosos y grasos en nuestra emulsión cutánea es fundamental para tener la piel sana.

Existen 4 tipos de piel y según los expertos en Dermocosmética el 70% de las personas tienen la piel mixta, sorpresa!???.

CARACTERISTICAS RECOMENDACIONES
P. GRASA Segrega mucha grasa

Granos, espinillas y poros dilatados

Aspecto firme y terso

Rostro lustroso y se ensucia fácilmente con el medio ambiente

Limpiar diariamente varias veces al día

Usar lociones hidratantes para piel grasa

Reducir la ingestión de azúcar, grasas y harinas refinadas

Usar mascarilla una vez en semana

P. SECA Cutis delicado y con poros pequeños

Queda tirante después de lavar

Sensible a los cambios de temperatura

Rosácea, descamación, inflamación y venitas dilatadas

 

Masajear rostro con crema espesa y limpiar con algodón

Evitar agua del grifo

No usar productos con alcohol

Tomar alimentos ricos en vitamina A, C, E y complejo B

P. NORMAL Piel completamente sana

Tendencia grasa en la adolescencia y reseca con los años

Alimentación saludable

Evitar productos que puedan resecarla

 

P. MIXTA Comparte características con la piel seca y grasa

Barbilla, nariz y frente tienden a segregar más grasa, mientras que zona alrededor de los ojos, boca, cuello y mejillas tiende a resecarse

Tratar zonas secas con cremas que contengan aceites e hidratantes

Tratar zonas grasas con humectantes y cremas ligeras

 Para finalizar os damos unos consejos :

  1. Cuando introduzcas nuevos productos a tu piel , hazlo uno a uno y prueba durante unos días, así podras saber si el producto es adecuado y si el resultado es el deseado.
  2. A la hora de elegir un producto guíate por tu intuición, nunca se acierta de lleno, así que escucha a tu piel y déjate llevar por sus necesidades.
  3. Usa productos naturales y ecológicos en la medida de lo posible ya que son más saludables para tu piel
  4. Usa solo los productos que necesites y en la cantidad aconsejada. Excederse a veces puede causar más problemas que soluciones.
  5. Haz ejercicio, come bien e hidrataté por dentro, tu piel te lo agradecerá 🙂

Cosmética natural

Y si quieres aprender más no dudes en asistir a nuestros Talleres de Cosmética Natural donde te enseñaremos a identificar tu piel, a conocer los ingredientes naturales más adecuados y a elaborar tus propios cosméticos.

Apúntate a mi lista y recibe gratis "un pequeño libro de recetas"

 

Descárgate ahora ¡mi Ebook gratis! con una pequeña selección de recetas muy sencillas y útiles para elaborar preferiblemente con ingredientes ecológicos.

Enhorabuena, te has suscrito correctamente. Permanece atento a tu bandeja de entrada...